Diario oculto durante un siglo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedIn

Esto si que es increíble Kuriosos, lo que la naturaleza esconde en muchas ocasiones.

Hallan el diario de un explorador de la Antártida un siglo después

  • El documento pertenece a un miembro del comando del capitán Robert Falcon Scott

  • Apareció durante el deshielo de la pasada primavera en la zona base de Terra Nova

  • El interior contiene escrito a lápiz anotaciones, datos y comentarios de fotografías

Autorretrato de George Murray Levick durante una de sus expediciones...

Autorretrato de George Murray Levick durante una de sus expediciones en la Antártida. 

El diario de uno de los miembros de la expedición a la Antártida que comandó el capitán Robert Falcon Scott entre 1910 y 1913 ha sido encontrado tras pasar un siglo bajo el hielo, informó esta semana Antartic Heritage Trusth (Nueva Zelanda).

El librito recoge las opiniones, comentarios e imágenes de George Murray Levick (1876-1956), fotógrafo, zoólogo y cirujano que acompañó a Scott en la British Antarctic Expedition 1910 o Expedición Terra Nova, la tercera de las exploraciones británicas a la Antártida el siglo pasado.

Es un descubrimiento fascinante. El diario es una pieza que faltaba del registro oficial de la expedición”, señaló el director ejecutivo de Antartic Heritage Trust, Niguel Watson, a través de un comunicado de la institución.

El cuaderno apareció durante el deshielo de la primavera del año pasado en la zona de la base que estableció Scott en 1911, y desde entonces los expertos de la citada sociedad han trabajado para restaurar el documento histórico, en cuyas páginas delanteras aparece con claridad el nombre del autor.

El interior contiene escrito a lápiz anotaciones, datos y comentariosde las fotografías que Levick obtuvo en cabo Adare hace más de cien años.

Levick fue una de las seis personas que formaron el llamado Northern Party (grupo del norte) para pasar el verano austral de 1911-12 en cabo Adare y además sobrevivieron el invierno de 1912 en una cueva de hielo.

El diario, una vez restaurado, ha sido devuelto a la Antártida para acompañar a más de 11.000 objetos encontrados a lo largo de los años de las distintas expediciones que intentaron desentrañar ese continente.