Receta de calabacitas con chorizo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedIn

Kuriosos, ya estamos en fin de semana y os dejamos una receta para elaborar tranquilamente con los peques y muy adecuada para estas fechas. A comerrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr!!!

luna

Receta de Halloween: Calabacitas de croquetas de chorizo

 

   La idea de presentar las croquetas con hoja y palito como si fueran una calacita la vi en el blog La casita verde el año pasado. Me pareció una idea muy divertida para alegrar la mesa de Halloween, así que lo anoté.

 
   Yo he querido darle una vuelta de tuerca y darles un tono naranja. Por dentro son croquetas de chorizo. Nada ligeras, pero riquísimas. Por fuera, un poco de pimentón en el huevo batido le da un toque alegre. La verdad es que quedan preciosas, ¿no os parece?
 
   Para que queden más regulares les he dado un doble rebozado en huevo y pan rallado. Quedan mucho más redonditas y uniformes, pero si no se van a comer en el momento este rebozado es un poco demasiado duro. Podéis hacerlo a vuestro gusto, dependiendo de si buscáis un plato más vistoso o más jugoso. Eso sí, si vais a servirlas enseguida, se pueden tener las dos cosas.
 
Ingredientes:
   – 1 chorizo fresco pequeño
   – 2 huevos
   – Pan rallado
   – Harina
   – Leche
   – Sal
   – Aceite de oliva virgen
   – Pimentón dulce
   – Palitos de pan
   – Hojas de perejil o cilantro frescas
 
Como preparar las calabacitas de croquetas de chorizo:
   Quitamos la piel al chorizo y lo picamos o desmenuzamos muy finito. En el cazo donde vayamos a hacer la bechamel lo ponemos a calentar sin aceite. Tenemos que calentarlo y que comience a soltar la grasa, pero sin que se fría, para que no quede crujiente. Cuando comience a hacerse, lo retiramos bien escurrido, dejando la grasa en el cazo.
 
   Dependiendo del chorizo que hayamos utilizado habrá soltado más o menos grasa. Completamos con un poco de aceite si hace falta, hasta tener más o menos una cucharada. Hacemos la bechamel a partir de aquí como la hagáis siempre.
 
   Calentamos el aceite un poco y añadimos 3 cucharadas de harina y con unas varillas removemos bien hasta que se hagan unas pelotillas, que dejamos cocinar como un minuto, siempre a fuego medio. Añadimos un chorrito de leche pequeño y removemos con energía hasta que se absorva. Vamos repitiendo, un chorrito de leche y remover, hasta que la salsa vaya creciendo y aligerándose. La bechamel está lista cuando se despega ligeramente de las paredes.
 
   Probamos de sal y añadimos un poco más si hace falta. Incorporamos los trocitos de chorizo que teníamos reservados y mezclamos bien. Extendemos la bechamel en una fuente y dejamos enfriar hasta que se endurezca.

 

   Una vez fría la masa, hacemos con ella bonitas enharinadas. En un cuenco batimos los huevos y les añadimos dos pizcas de pimentón. Removemos bien hasta que se mezcle todo. Colocamos pan rallado en un plato.

 
   Pasamos cada una de las croquetas por huevo y pan rallado, y si queremos que queden más uniformes, repetimos la operación: otra vez por huevo y otra vez por pan rallado.
 
   Las freímos en abundante aceite bien caliente, a poder ser que las cubra del todo y dándoles vueltas constantemente, hasta que se doren. Las dejamos escurrir sobre papel de cocina.
 
   A la hora de servirlas, hacemos un agujerito en la parte superior y clavamos una hoja de perejil o cilantro y un palito de pan.
 
Esperamos que os guste.
Un saludo Conchín y Susana, un kurioso siempre es feliz.